Andrés Allende: “La inversión en megatendencias tiene algo de moda”

El gestor ha dejado su puesto en Cobas AM para empezar a dirigir su propio fondo

Andrés Allende, gestor de fondos en A&G Banca Privada. MANUEL CASAMAYÓN

Madrid 10 OCT 2021 – 11:38 CEST
Andrés Allende (Madrid, 1973) inicia uno de los retos profesionales más desafiantes de su carrera. Tras muchos años en segundo plano, trabajando para Credit Suisse, Standard Life, Allianz Global y, más recientemente, para Cobas Asset Management, este inversor pasa a la primera línea, gestionando su propio fondo, DIP Value Catalyst Equity Fund. El vehículo, que justo esta semana empieza a comercializarse, invertirá en compañías de todo el mundo, con una cierta querencia por el mercado asiático y las tecnologías.

P. ¿Cuál es la filosofía de gestión del fondo?

R. Partimos de una aproximación de inversión en valor. Consideramos que los mercados financieros son eficientes, pero son lentos hasta que reflejan el auténtico valor de una compañía. Tenemos muy presente que para que aflore el valor de una inversión hace falta un periodo de inversión razonable.

P. Esa es una estrategia compartida por muchos gestores, pero ¿cuál es su enfoque diferencial?

R. Primero, que tenemos un enfoque totalmente global, haciendo hincapié en el mercado asiático y en la tecnología, un ámbito que muchos rivales dejan fuera. Son áreas que conozco bien y en las que he encontrado siempre compañías buenas, con caja neta y posiciones de mercado muy sólidas. Además, tenemos muy en cuenta los catalizadores de precio.

P. ¿En qué consiste esa idea?

R. En muchas inversiones hay una chispa que hace que una compañía que está barata empiece a revalorizarse. O al revés. Factores que hacen que una compañía que iba bien pierda el favor del mercado. Es algo que los inversores del fondo aprecian, porque así entienden mejor por qué estamos más invertidos en cada compañía.

P. ¿Tiene requisitos respecto al tamaño de las compañías?

R. No, buscamos todo tipo de compañías, sectores, países… Lo que tratamos siempre es de apostar por las ideas más claras. Tenemos un método de inversión de estilo value pero pragmático.

P. ¿Cómo surgen las ideas?

R. Muchas vienen hablando con compañías. Así conocemos a sus rivales, a sus proveedores, a sus clientes. También ciertos sectores que ya seguíamos de antes. Análisis de casas de brokerage. La labor de otros fondos… Una vez que tenemos la idea, hacemos una primera valoración, viendo las métricas más básicas, para ver cuánto invierte, cuánto puede crecer, qué márgenes tiene… Si el resultado es bueno, de forma absoluta y relativa, hacemos ya un análisis mucho más a fondo, revisando línea a línea.

P. Algún ejemplo de esos catalizadores…

R. Hay compañías que acometen fuertes inversiones cuando están aumentando su capacidad. Durante unos trimestres, cambian mucho las cuentas. Pero una vez que la nueva planta se pone en marcha, empieza a generar flujos de caja y a aportar al ebitda. Evidentemente, hay riesgos de ejecución, pero si el equipo directivo lo hace bien será un catalizador para el precio de la acción. Otras veces puede deberse a un cambio en la fiscalidad, planes para vender filiales, o incluso por el momento del ciclo, más proclive para unos sectores que para otros.

P. ¿Qué efectos tiene este enfoque?

R. Permite explicar mejor al cliente qué estamos haciendo. Qué estamos esperando. Además, creo que vamos a conseguir reducir la volatilidad respecto a fondos comparables, sin sacrificar rentabilidad.

P. ¿Cómo será la cartera?

R. Un 40% serán compañías europeas; un 30%, de EE UU, y un 20%, de Asia. También habrá una distribución equilibrada entre compañías grandes, medianas y pequeñas, aunque con un cierto sesgo hacia las de menor tamaño. Tendremos de 30 a 50 valores. Y va a ser un fondo de gestión muy activa, invertidos en Bolsa casi al 100%, salvo momentos puntuales en que tener algo de caja puede ser interesante para comprar en caídas.

P. ¿Qué sectores va a haber?

R. Tendremos compañías del sector de semiconductores, fabricantes de fertilizantes, firmas vinculadas con las energías renovables, autopartes… También productores de petróleo, que van a beneficiarse de la subida de precios, que van a generar mucha caja, y podrán quitarse deuda y pagar buenos dividendos.

P. ¿Cómo le condiciona al invertir el repunte de la inflación?

R. Los fondos que tienen una filosofía en valor, con muchos bancos, materias primas, compañías cíclicas…, han sufrido mucho con los bajos tipos de interés. Se supone que un repunte de los precios y una subida de tipos les puede beneficiar. Pero es un factor que no tenemos mucho en cuenta. Nos dedicamos a ver que el negocio funciona línea a línea y que tiene buenos gestores. En general, las empresas que mejor se adaptarán a la inflación son aquellas que puedan trasladar la subida de precios a sus clientes, porque tienen una posición dominante.

P. ¿Qué opina del auge de los fondos de megatendencias?

R. Creo que es un argumento especialmente comercial y tiene algo de moda. No sé si son las gestoras las que venden a los clientes este enfoque o si son los clientes quienes lo demandan. El problema de comprar cosas que están de moda es que acabas pagando un precio demasiado alto.

P. ¿Algún ejemplo de sus inversiones en tecnología?

R. Invertiremos en Samsung Electronics, que, además de móviles, televisores o neveras, también fabrica los chips de los iPhone de Apple, o las pantallas Oled, o las baterías de coches eléctricos. Representa el 25% del PIB de Corea del Sur y es una gran compañía. También en Tencent, el gigante chino, que ha sabido reconvertirse de ser una empresa de videojuegos a ser un holding que controla WeChat, la gran plataforma de mensajería china, negocios de pagos electrónicos, almacenamiento en la nube…

P. ¿Y en el sector energético?

R. Tendremos acciones de Cosmos Energy, una empresa extractora de petróleo, con pozos en Ghana, Mauritania, Guinea Ecuatorial, y que tiene unos activos muy sólidos. Además, ha incorporado el mayor yacimiento de gas de África, en colaboración con BP. También nos gusta mucho la empresa danesa NKT, que está especializada en la fabricación de cables de alta tensión. Creemos que la demanda de este tipo de componentes se va a disparar por la instalación de muchas granjas eléctricas o aerogeneradores en el mar.

Entrevista publicada en Cinco Días

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/10/08/fondos_y_planes/1633688369_432156.html