La sanidad mueve más de 137.000 millones del capital privado global en 2021

El Economista – Rocío Casado – 4 de abril de 2022

El 2021 fue un año récord para la inversión en el sector sanitario con un volumen mundial sin precedentes de 151.000 millones de dólares (unos 137.000 millones de euros) y un incremento del 36% en operaciones corporativas y del capital privado según el undécimo informe anual de Bain & Company «Global Healhcare Private Equity and M&A Report 2022».

Con respecto al mercado español, la intensa actividad de fusiones y adquisiciones en el sector sanitario en 2021 se vio impulsada por la alta demanda de activos en subsectores como el biotecnológico, farmacéutico y la fecundación in vitro, en proceso de consolidación.

En este sentido, Cira Cuberes, socia de Private Equity de la consultora global, confirma el apetito creciente por los activos sanitarios, considerados como valores «refugio». «España sigue siendo un mercado muy atractivo para inversores, favorecido por el envejecimiento de la población, el aumento del gasto sanitario y las nuevas tecnologías. En 2021, inversiones muy relevantes como la compra de Suanfarma por Archimed, la venta de EQT de Igenomix a Vitrolife, o la adquisición de Generalife por KKR, entre otras. La actividad ha continuado en 2022 con procesos como la compra de IVI por KKR por 3.000 millones; la adquisición por Fresenius del 55% de la filial biotecnológica de Insud Pharma, mAbxience; y la toma de control de Unilabs por la danesa A.P. Moller Holding».

Pese a los efectos de Covid-19, la consultora global destaca el aumento exponencial de las megafusiones. Las grandes operaciones de capital privado volvieron con fuerza mostrando un récord de un total de 30 transacciones valoradas en más de 1.000 millones de dólares (909.193 millones de euros), operaciones que hicieron que el valor se triplicara con creces alcanzando los 122.000 millones de dólares, frente a los 38.000 millones del año anterior.

Por segmentos, los sólidos fundamentos de la biofarmacia facilitaron grandes acuerdos en 2021, especialmente en Europa. El valor de las operaciones creció hasta los 33.000 millones de dólares, frente a los 20.000 millones del año anterior. La actividad de fusiones y adquisiciones corporativas también aumentó, con el objetivo, entre otros, de mejorar el desarrollo de medicamentos más eficientes. Según Bain & Company, otros dos factores deberían favorecer la actividad del sector durante los próximos años: el envejecimiento de la población en los países de rentas más altas, que hará crecer la demanda de productos terapéuticos, y la abundante financiación destinada a I+D.

Rentabilidad y liquidez
De cara al futuro, la rentabilidad histórica demostrada por el sector, el gran momento de liquidez del capital privado nacional e internacional y las altas valoraciones que permiten a los grupos industriales desinvertir negocios no estratégicos dibujan unas expectativas muy positivas. El mercado espera que los retornos del sector sigan siendo elevados, por lo que es probable que el continuo crecimiento de las valoraciones genere un flujo constante de grandes operaciones con consorcios inversores como protagonistas importantes, especialmente en transacciones superiores a 5.000 millones de dólares.

En este sentido, Cira Cuberes, socia de Private Equity en Bain & Company, asegura que «los efectos de la pandemia siguen tensando la cadena de suministro y poniendo a prueba muchos sectores con escasez de mano de obra. Pero la crisis sanitaria también ha generado nuevas oportunidades en el sector sanitario, fomentando la innovación en segmentos como salud mental y la atención domiciliaria». Avances que, según Cuberes, «seguirán atrayendo a diversos perfiles de inversores hacia el mercado».