AltamarCAM estrena estrategia ESG, una “hoja de ruta” ambiciosa y diferencial en el sector

Invertia/El Español – Gabriel Morales – 10 de agosto de 2022

El cambio climático es un hecho que nos afecta a todos y cuyas consecuencias ya se sufren en buena parte del planeta. Por eso, la sociedad en su conjunto ha tomado conciencia de que, cada uno a su nivel, tiene en su mano la capacidad de contribuir para paliar este problema. En este contexto, no obstante, son las empresas y las administraciones quienes ostentan un mayor potencial para favorecer un impacto positivo en el medio ambiente, por lo que muchas de ellas han creado o desarrollado sus propias estrategias en este ámbito.

AltamarCAM, como gestor de activos líder en Europa en mercados privados, es una de estas compañías que han decidido reforzar su compromiso con el planeta. Así, la empresa ha dado un significativo paso adelante con la puesta en marcha de un completo plan que, bajo criterios ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza, por sus siglas en inglés), pretende ejercer un rol protagonista en este “momento de inflexión que vive el sector de las inversiones”, como lo define Miguel Zurita, miembro del Consejo de Administración de AltamarCAM, Co Head de Private Equity, Head y presidente del Comité ESG.

Al igual que la empresa ostenta un papel relevante en cuanto a soluciones para la gestión de activos privados y de oportunidades de inversión, con esta guía “no pretendemos jugar un papel meramente centrado en la adaptación progresiva a esta nueva realidad ‘verde’. De hecho, las cuestiones ESG están en el centro de nuestra cultura y ADN como inversores, siendo un aspecto fundamental de nuestro papel como asesores de confianza”, explica Zurita.

El ecosistema de las inversiones es clave en este contexto. Como recuerda Zurita, aspectos que marcan la agenda internacional, como la transición energética o la escasez de recursos, conllevan ingentes inversiones para cumplir los objetivos previstos a medio y largo plazo. Y ese esfuerzo “supera con creces las capacidades del sector público”, lo que hace que el “inversor privado juegue un papel fundamental, convirtiéndose en el aliado perfecto para complementar la inversión pública y cumplir con los objetivos marcados”, recuerda.

Una estrategia diferencial basada en la colaboración y la transparencia

Es ahí donde la nueva estrategia ESG de AltamarCAM puede marcar la diferencia, ya que la compañía aboga por “la inversión responsable integrando los criterios ESG en el 100% de nuestras inversiones en todos los activos y esforzándonos por concienciar sobre las cuestiones ESG a través del compromiso continuo con los GPs y LPs”, como explica Zurita.

En paralelo, AltamarCAM también aprovecha, como expresa el presidente del Comité ESG de la firma, para “impulsar la innovación en sectores y retos globales específicos (como la transición energética, el acceso a la sanidad, etc.) mediante oportunidades de inversión de impacto” que remiten a lo que denomina “megatendencias que apoyan cambios estructurales como la descarbonización, la creciente necesidad de atención sanitaria, las ciudades inteligentes, la transformación digital, etc”.

Dentro de estas megatendencias que ya están dejando su impronta en la actividad de compañías como AltamarCAM, la ESG puede considerarse una de ellas. Tal es su relevancia en este momento porque “no solo domina el mapa global de riesgos, sino que la visión favorable sobre estas megatendencias presenta además oportunidades de inversión muy atractivas”, opina Joerg Hoeller, Chief ESG Officer de AltamarCAM.

Estos criterios medioambientales también auguran una paulatina transformación del sector, como apunta Hoeller, quien remarca que la lucha contra el cambio climático es un reto “sin precedentes”. Por eso, señala, “cada vez son más las iniciativas que promueven la transparencia y la presión regulatoria lleva a los inversores a adoptar un papel mucho más proactivo en la gestión de las emisiones”.

Esta filosofía no es ajena tampoco al día a día de la firma de gestión de activos dado que, como recuerda Hoeller, “llevamos varios años intensificando nuestros esfuerzos en torno a la medición y reducción de nuestra huella de carbono. Desde 2019, somos neutros en carbono en nuestras operaciones. Por otro lado, en relación a nuestra cartera, a pesar de la dificultad inherente que experimentamos como fondo de fondos, realizamos análisis climáticos alineados con los estándares internacionales de referencia”. Por todo ello, añade, “es fundamental ir de la mano de iniciativas punteras en la materia y estar al día de todas las novedades que afectan a nuestro mercado”.

Alcanzar este equilibrio entre la responsabilidad corporativa y el “deber fiduciario hacia nuestros inversores, como gestores de capital”, remarca Zurita, es fruto de una filosofía que se basa en la “creencia de que generar fuertes rendimientos logrados de forma responsable y sostenible que beneficien a los pensionistas o a los titulares de primas de seguros que han invertido para ello, es una forma de contribuir a la sociedad y un claro ejemplo de buen hacer”. “Esta es una de las muchas razones por las que consideramos que la revisión de los factores ESG como parte integral del proceso de inversión es fundamental a la hora de evaluar nuevas oportunidades”, concluye.

“Una hoja de ruta orientada a maximizar el impacto positivo de AltamarCAM en todos sus niveles de actuación”
La puesta en marcha de una estrategia integral ESG que de verdad sea efectiva, útil y operativa supone un esfuerzo por parte de la compañía que la lleva a cabo para adaptarla a su actividad específica y alcanzar todos los aspectos relevantes. La de AltamarCAM, como argumenta el Chief ESG Officer de la compañía, tiene como punto de partida “dos niveles de actuación: como inversores y como empresa, y se estructura en cuatro pilares principales apalancados en los conocimientos, la tecnología y la experiencia de las principales áreas de AltamarCAM”.

Esta “ambiciosa hoja de ruta”, como la califica Hoeller, se apoya “en una sólida estructura de gobierno a nivel corporativo y en la creación de un nuevo equipo ESG, responsable de la ejecución de la estrategia. Según nuestra experiencia, un buen modelo de gobernanza ESG es el primer paso para lograr una toma de decisiones sofisticada, tener éxito en la aplicación de los procedimientos ESG en todos los niveles organizativos y hacer frente a los nuevos retos normativos”.

Según nuestra experiencia, un buen modelo de gobernanza ESG es el primer paso para lograr una toma de decisiones sofisticada

Joerg Hoeller, Chief ESG Officer de AltamarCAM

“Centrándonos en el contenido de la estrategia”, continúa, “reforzar nuestro papel de asesor responsable y de confianza es una de nuestras prioridades. Para ello, integramos los factores ESG en todas las fases del proceso de inversión, desde la Due Diligence hasta el seguimiento de la cartera realizado durante el holding period”.

Fortalecimiento de la cultura corporativa
Además de la actividad específica con clientes, otro de los aspectos más relevantes de los que presume esta estrategia es el de “crear y fortalecer una cultura corporativa que promueva los valores ESG y, no menos importante, la decisión de canalizar nuestros esfuerzos sociales a través de la Fundación Altamar para llegar mucho más lejos en nuestro empeño por crear una sociedad mejor”, enumera Joerg Hoeller.

Uno de los retos a los que ha hecho frente AltamarCAM en la elaboración de su estrategia ESG fue la integración de Altamar Capital Partners y CAM Alternatives en 2021, de la cual surgió la nueva compañía. No obstante, como explica Miguel Zurita, el proceso fue sencillo dado que “las dos empresas compartían los mismos valores y filosofía. De hecho, el primer equipo internacional que se constituyó tras la fusión fue el equipo ESG. La única diferencia entre el enfoque de Altamar y CAM fue que ambas entidades contaban con un modelo de evaluación ESG propio con algunos matices. El equipo ha estado trabajando los últimos meses para combinar lo mejor de ambos sistemas y generar un nuevo modelo común”.

Por otro lado, “un alto porcentaje de nuestros esfuerzos se centran en la implementación de los criterios ESG en nuestras actividades de inversión diarias. En esta área de trabajo, nuestra prioridad es abarcar todo el ciclo de inversión, logrando un conocimiento detallado de las particularidades de cada operación, en el que basaremos el diseño de las acciones a implementar. La colaboración entre el equipo ESG y el equipo de inversión es, por tanto, clave en todo el proceso”.

En esta área de trabajo, nuestra prioridad es abarcar todo el ciclo de inversión, logrando un conocimiento detallado de las particularidades de cada operación

Miguel Zurita, Miembro del Consejo de Administración de AltamarCAM, Co Head de Private Equity, Head y presidente del Comité ESG

Estos rasgos son distintivos del enfoque ESG de AltamarCAM respecto a otras empresas del sector. Son detalles que van más allá de las intenciones y se plasman en el día a día para “integrar un proceso de análisis y evaluación muy exhaustivo en nuestras actividades de inversión y supervisión, llegando a un nivel de detalle que consideramos diferenciador”, según Hoeller.

“Como extensión a estos procesos estamos haciendo también una fuerte apuesta por el desarrollo tecnológico con el objetivo de crear procedimientos escalables y eficientes que no requieran una inversión adicional de tiempo por parte de los equipos en el tratamiento y presentación de la información, y que estos puedan centrar sus esfuerzos en el análisis e interpretación de los datos, que es lo verdaderamente crucial en cualquier negocio”, asegura.

“Estamos muy orgullosos de la gobernanza que hemos constituido. La ESG se encuentra integrada a todos los niveles jerárquicos, incluido el Consejo donde en cada convocatoria se revisan puntos específicos relativos a estas cuestiones, además del estado de evolución de nuestra estrategia. En definitiva, la ESG forma parte de nuestra cultura y valores, estamos invirtiendo todos los recursos a nuestro alcance para hacer un trabajo serio, eficaz y que genere el máximo retorno posible a nuestros principales grupos de interés, a nosotros mismos y al conjunto de la sociedad”, concluye.

Accede a la entrevista completa aquí